Secretos Final Fantasy VII - Parte 9

Índice de secretos

Los Bidones de la Iglesia
La elección del Don
La contraseña del Alcalde Domino
El secreto de los Cupones
El puzzle de la Maqueta de Midgar
Las batallas del Fuerte Cóndor

¡Adelante Sr. Delfín
El desfile despedida de Rufus
La Ceremonia de despedida de Rufus
El maravilloso Gold Saucer
Comprar GPs por Guiles
La Cueva del Hombre Dormido

La Cabaña del Orfebre
La Caja Fuerte de Nibelheim
La Pagoda de Wutai
Perdidos en el Templo de los Ancianos
Sala del reloj del Templo de los Ancianos
Al escondite en el Templo de los Ancianos

Excavando en Ciudad de Huesos
La Materia Contener
El anillo de la Mala Suerte
Cloud y Zack
El cuarto Aro
La Cueva de Wutai

La Materia Cura Total
Las Materias Enormes
La llave de los Ancianos
El Avión Hundido
La Cueva de la Cascada
El Bosque de los Ancianos

Las Llaves de Midgar
El Viajante de Kalm
Los Monstruos Arma
Conseguir a Yuffie
Conseguir a Vincent
Las Armas Finales de los personajes

Los Límites Nv.4 de los personajes
Los Carteles del Paraíso de la Tortuga
El Golpe Aletazo
Compra tu propia Villa
El Olvidadizo Sabio Chocobo
Súper Chocobos

Apuesta a Chocobo Ganador
Grandes Premios con el Chocobo
Las escondidas Cuevas de Materia
La Isla de los Cactus
El truco del Elemento W
El truco de la pasta (sólo para PC)

Otro truco de la pasta
El truco de las Marmitas Mágicas
3 Magias por el precio de 1
Esos Suertudos Sietes
El otro Submarino
Los mareos de Cloud
El Gran Glaciar

Otro Truco de la pasta

Esto es de lo más útil del juego, y funciona tanto en el formato PlayStation® como en el de PC.
Cómprale al Sabio Chocobo unas cuantas verduras Sylkis o verduras Reagan; asegúrate de tener como mínimo 2, si no, no podrás hacer el truco. Vete y lucha con cualquier enemigo (recomiendo uno muy sencillo para evitar problemas) y utiliza el truco del Elemento W hasta tener 99 de cada verdura; entonces vete a cualquier tienda y véndelas para recibir mucha, mucha pasta a cambio. Por cada verdura Sylkis te darán 2.500 Guiles, y por cada verdura Reagan te darán 1.500 Guiles.
También puedes resumir mucho la tarea si vendes una Materia “Todos” en MAESTRO; te darán la friolera de 1.400.000 Guiles.
Si decides realizar el truco de las Marmitas Mágicas, también te harás en las batallas de mucho dinero fácilmente.

El Truco de las Marmitas Mágicas

Dentro del Cráter del Norte te puedes enfrentar a un enemigo llamado Marmita Mágica (4096 PG). La Marmita Mágica es un enemigo tremendamente peculiar; no atacará a tus personajes a no ser que les ataques tú primero, y cuando ataque te robará un elemento al azar. Si no eres capaz de derrotarlo, y huyes de la batalla, olvídate de ese objeto para siempre.
Lo molesto de la Marmita Mágica es que es invulnerable a cualquier ataque, ya sea físico o mágico, y para poder herirla necesitarás lanzarle primero un Elixir; sólo si les lanzas un Elixir podrás dañar y derrotar a la Marmita Mágica, de hecho la misma Marmita te lo pide durante el combate a modo de pista.
Si le lanzas el Elixir y derrotas a la Marmita recibirás muchos puntos de Experiencia (8000), APs (1000) y Guiles 8500); estos enemigos son una mina de puntos pero necesitarás muchos Elixires para poder sacarle rentabilidad.
La mejor manera de surtirte de Elixires para eliminar tantas Marmitas como quieras, es utilizando el truco del Elemento W; combínalo con armas o armaduras de crecimiento doble o triple y las Materias “Súper EXP” y “Súper Gil Plus”, y tus personajes, tus Materias y tus posesiones monetarias subirán como la espuma.
También en éste mismo lugar aparecerán unos enemigos llamados Movedores (3000 PG). El Movedor es un rival muy sencillo de abatir, aunque lo más importante es que les puedes robar un Éter Turbo y que una vez derrotados dan muchos APs (2400); aprovéchate de ello y acumula APs a mansalva.

3 Magias por el Precio de 1

¡Y no es una oferta de un supermercado! ¡Es el súper truco del 3X1 de Final Fantasy® VII! Fuera coñas, éste es un truco no muy útil, pero interesante.
Cuando te enfrentes a un enemigo (y sólo uno, no vale si hay varios), lanza la magia de Reflejo a tus 3 personajes y después lánzales una magia que tengas enlazada con la Materia “Todos”. La magia se reflejará en los 3 personajes y se la devolverán al único enemigo, que recibirá tres magias pero gastándote sólo los PMs de una.

Esos Suertudos Sietes

Existe un estado muy especial, que te permite realizar acciones heroicas en batalla: los Sietes de la Suerte.
Cuando los PGs de un personaje alcancen la cifra de 7777 PG, ese personaje entrará en estado “Sietes de la Suerte” y realizará 64 ataques de 7777 PG de daño a los enemigos en pantalla. Este ataque es demoledor, y sólo Arma Esmeralda y Arma Rubí pueden soportar semejante daño; esto sólo lo podrás hacer una vez por personaje y por batalla.
Sin embargo la cosa no acaba aquí, y es que cuando estás en el estado “Sietes de la Suerte” el personaje afectado multiplicará por 2 todos sus atributos, además de que todos sus ataques físicos y mágicos serán críticos.

Además, cualquier elemento que utilices en batalla tendrá un efecto total; si, por ejemplo, utilizas una Poción tendrá el efecto de una Poción X, si utilizas un Plumaje Fénix tendrá el efecto de una magia de “Vida2”, si utilizas un Éter tendrá el efecto de un Éter Turbo... etc.
Lo único malo es que el efecto desaparecerá cuando el personaje baje o suba de los 7777 de PG, es decir, cuando recupere PG o cuando le ataquen.
Si un personaje entra en estado “Sietes de la Suerte” en mitad de una batalla, realizará los 77 ataques de 7777 PG de daño, tras lo cual, permanecerá en estado “Sietes de la Suerte” con todas las ventajas expuestas antes; pero si ese personaje ya ha realizado los 77 ataques en esa misma batalla, no volverá a hacerlo si vuelve a entrar en ese estado. Aunque las ventajas del estado “Sietes de la Suerte” expuestas antes, seguirán estando activas.
Según se comenta por Internet, hay un truco para conseguir tener 7777 PG al entrar en una batalla. Déjate matar a un personaje en un combate cualquiera y cuando acabes ve al menú, elige la opción "Elementos", y utiliza el "Plumaje Fénix". Ahora ve a la opción del menú "Magia", selecciona el personaje que lleve la materia "Recuperar", y utiliza con el personaje que murió una “Cura 2” y tres “Cura”.
Si lo has echo correctamente tendrás el PG a 7777 y disfrutarás del efecto “Sietes de la Suerte” en el siguiente combate.
Éste truco lo he probado incansables veces y nunca me ha funcionado; teniendo en cuenta que los PGs que recuperan tus personajes con las magias de Cura depende de los atributos en Poder Mágico, esto es algo que sólo puede pasar de casualidad con algo de suerte.
Otro detalle muy importante es que los enemigos también pueden entrar en estado “Sietes de la Suerte”, si su PG llega a los 7777. Esto sólo puede pasar con enemigos que tengan muchos PG, y con muchísima mala suerte, así que no desesperes si te ocurre en alguna ocasión.

El Otro Submarino

En el Reactor Submarino de Junón hay un perro protegiendo una puerta por la que no te deja pasar; pero si después de conseguir el Submarino de Junón pierdes en la batalla submarina, al chucho ese se lo habrán llevado a mear por ahí por lo que podrás pasar por esa puerta donde podrás conseguir un nuevo submarino de distinto color.
De ésta forma siempre tendrás disponible un submarino con el que explorar las profundidades marinas y encontrar sus muchos tesoros.

Los Mareos de Cloud

Ve a la Speed Square del Gold Saucer y monta en la montaña rusa unas 10 veces. Cloud se mareará y tendrá que irse a echar las potas; menudo héroe está hecho...

El Gran Glaciar

El Gran Glaciar es un lugar donde se esconden muchos secretos y varios de ellos no son precisamente fáciles de encontrar; además el hecho de que cada cierto tiempo Cloud sufra una hipotermia, y sea llevado automáticamente a la cabaña de Holzoff, no facilita las cosas ya que te obliga a ser rápido para no dejar algo a medias y luego tener que regresar otra vez.
Para evitar todas estas complicaciones voy a relatar paso a paso, y con imágenes aclaratorias, todo lo que debéis hacer para no dejaros nada en el Gran Glaciar; allá vamos.

Antes de empezar echemos primero un vistazo al mapa del Gran Glaciar que es éste:

Como puedes ver, en el mismo mapa se aclaran todos los lugares de referencia que encontrarás en el Gran Glaciar por lo que, cuando tengas alguna duda de adonde ir, échale un vistazo al mapa para saber cómo llegar.
Cabe destacar que la cámara del juego resulta engañosa ya que, a veces, nos da la sensación de estar yendo al este o al oeste cuando, en realidad, estamos yendo al norte o al sur; por ello no te fíes ni un pelo de la cámara del juego y sigue sólo tu propio instinto. Si en una pantalla estás yendo hacia arriba (norte) y en la siguiente pantalla la cámara del juego te coloca de manera que estés yendo a la derecha (este), tu sigue en esa dirección ya que, en realidad, sigues yendo hacia el norte.
Dependiendo de los caminos que escogieras en el descenso en Snowboard, puedes acabar en varios lugares distintos del Gran Glaciar; por ello no puedo saber en donde empezarás tú cuando llegues allí por primera vez. Fíjate en lo que veas en tu pantalla y contrástalo con el mapa de arriba; cuando veas un gran árbol, una cueva o una encrucijada de caminos (por poner tres ejemplos cualquiera) puedes hacerte una idea de donde estás y así poder localizarte.
Tu destino principal es la parte más al norte del mapa, donde se halla la “V” roja, y que representa a la tormenta de nieve; una vez pases la tormenta llegarás a la cabaña de Holzoff y, de ahí, proseguirás tu aventura por el Acantilado de Gaea. Cabe destacar que aparecerás de todas formas en la cabaña de Holzoff cuando Cloud sufra la hipotermia (aproximadamente a los 10 minutos de tiempo real), por lo que no te preocupes demasiado en llegar ya que lo harás de todas maneras aunque no alcances la tormenta de nieve del norte del mapa; podríamos decir que el tiempo que estás en el Gran Glaciar es el que te dá el juego para obtener los secretos que allí se esconden, antes de sufrir la hipotermia y acabar en la cabaña de Holzoff. Pero tampoco te preocupes por ésto ya que, aunque no consigas todos los secretos a la primera, puedes regresar al Gran Glaciar desde la cabaña de Holzoff tantas veces como desees. Cuando quieras regresar simplemente ve hacia el sur según sales de la cabaña de Holzoff y dirígete hacia el sur sin desviarte; esto puede hacerse difícil por que la tormenta de nieve mueve la cámara cada dos por tres con el objetivo de despistarte, pero para eso puedes utilizar el botón “Seleccionar” para dejar señales que te sirvan para guiarte.
Utiliza esas señales para ir todo lo que puedas hacia el sur y, cuando la pantalla cambie, si lo has echo bien, estarás en la “V” roja marcada en el mapa con el que te podrás guiar para continuar tu travesía en el Gran Glaciar.
Y, por último, recuerda que mientras tienes el menú principal abierto en pantalla, el tiempo límite hasta que Cloud sufra la hipotermia sigue corriendo aunque no aparezca por ningún lado; si quieres pausar el juego sin peligro de sufrir la hipotermia deberás hacerlo desde una batalla con el botón de pausa (por defecto “Start”).
Vamos a ir paso a paso siguiendo un orden para no liarnos; recuerda que debes ser tú el que te encuentres cuando aterrices en el Gran Glaciar al llegar allí la primera vez, pero para hacerlo más sencillo iremos explicando el lugar por pantallas siguiendo el orden lógico desde la entrada hasta la tormenta de nieve del norte.
En el Gran Glaciar te encontrarás con éstos enemigos: Bandersnatch (860 PG), Clavo Congelado (1300 PG), Nieve (4000 PG), Fragmento (900 PG), Golem Hielo (4000 PG), Lessaloploth (2000) y Magnada (1000).
Ten cuidado con el ataque “Fascinación” de Nieve que provoca confusión, la “Garra loca” de Fragmento que provoca locura y el “Coletazo de escorpión” de Lessaloploth que provoca veneno. También deberías extremar precauciones con el enemigo Magnada, que no suele aparecer mucho, pero es peligroso mientras no destruyas su escudo a base de ataques físicos; mejor zúrrale de lo lindo a base de magias de fuego.
No sería mala idea realizar enlaces elementales a la defensa con Hielo, la magia con la que más te atacarán, y colocarte accesorios y armaduras que te protejan de ese elemento. Tampoco te olvides de que uno de los 3 personajes lleve el accesorio Cinta si es que dispones de él. Si prefieres ser tú quien prepare a tus personajes, siéntete a gusto para colocar a tu grupo de acción como mejor gustes; eso sí, intenta que estén protegidos del Hielo por si acaso ;).
¿Ya estás preparado? Bien, pues empecemos.

Cuando llegas a la entrada del Gran glaciar te encontrarás con ésta pantalla; en el cartel se puede ver distinta información sobre el Gran Glaciar así como del próximo Acantilado de Gaea.
Desde aquí puedes ir al norte, al este o al oeste; si vas por el norte terminarás llegando a la cola de avión o a la cueva del lago, si vas al oeste seguirás la ruta directa que te lleva a la cola de avión en la parte más al oeste del mapa y si vas al este tomarás la ruta que te permite llegar a la cueva de salida del Gran Glaciar y, de ahí, a la encrucijada de montaña al noreste o, de nuevo, a la cueva del lago en la zona central del mapa.
También puedes dirigirte hacia el sur; si lo haces así acabarás llegando, en la siguiente pantalla, al mapa del mundo donde podrás regresar al poblado de Iciclos.
No es una pantalla muy complicada así que no hace falta pensárselo demasiado; sólo necesitas saber a donde ir. Vamos a destripar todos los secretos paso a paso así que empecemos por la Fuente Espíritu de la zona.
Si te interesa conseguir ésta Fuente Espíritu debes coger el camino del norte de la entrada del Gran Glaciar. En la siguiente pantalla sigue el único camino posible hasta llegar a un cruce de caminos donde podrás ir a la derecha o a la izquierda; coge el camino de la izquierda y llegarás a un espeso bosque lleno de árboles. Inspecciona la zona superior, más o menos por el centro de la pantalla, y encontrarás la Fuente Espíritu escondida junto a un árbol.
Ahora vamos a ir a por el secreto de la Cueva del Lago y, de paso, conseguir la Poción que está por el camino.
Si estás en la entrada del Gran Glaciar, deberás tomar de nuevo el camino del norte y, en el cruce de caminos, tomar ésta vez el camino de la derecha; si estás en el lugar donde cogiste la Fuente Espíritu sólo debes volver a la pantalla anterior y, en el cruce de caminos, tomar el de la derecha.
Llegarás a una pantalla donde se divisa un lago helado al fondo de la misma; fíjate bien por que en el borde del lago se puede ver un pequeño frasco de color azul, es la Poción de la zona. No es que sea un objeto extremadamente interesante, pero ya que estás por ahí cógela y sigamos a lo nuestro.
Una vez hayas cogido la poción ve al a parte noroeste de la pantalla y llegarás a la siguiente imagen.

Este es un pequeño minujuego donde tienes que saltar sobre los trozos de hielo para poder llegar al otro lado, donde te espera la cueva del lago con un interesante accesorio Trozo Seguridad.
La mecánica es simple; los trozos de hielo grandes sirven para subirte a ellos y que no te caigas al agua, mientras que los trozos pequeños son los que se hunden y no puedes subirte a ninguno de ellos.
El problema está en que cada vez que te subes a un trozo grande los trozos que lo rodean cambian de status, es decir, que cuando te subes a un trozo grande de hielo los trozos pequeños que están alrededor se vuelven grandes y los grandes se vuelven pequeños. Esto te obliga a pensar con inteligencia cual será el próximo trozo de hielo en el que te subas, por que si permites que todos los trozos que te rodean sean pequeños, Cloud no podrá pisar ninguno de ellos, quedará atrapado y se irá al agua.

Cuando te subes a un trozo grande de hielo los que se encuentran a su derecha, izquierda, arriba y abajo cambian de forma, pero los demás restantes no lo hacen; si no hubiera ningún trozo en algunos de esos lados, por que estuvierán en el límite, no cambiará ninguno más. Fíjate bien el estado en el que se encuentren el resto de trozos de hielo que estén en el camino por donde quieras ir, por que si al subirte a un trozo de hielo los que lo rodean cambian a pequeños, Cloud no podrá salir de ahí y se irá al agua.
La técnica es sencilla si te fijas sólo en los trozos que rodean el trozo de hielo a donde te vas a subir, obviando los demás; si todos los trozos que lo rodean son grandes, cuando te subas a él se harán pequeños y quedarás atrapado.
Recuerda que sólo puedes avanzar de derecha a izquierda y de arriba a abajo; no puedes avanzar en diagonal.
Fíjate en los trozos de hielo que rodean al que te vas a subir, calcula tus movimientos e intenta llegar al otro lado de la orilla; si lo logras alcanzarás la cueva del lago. Aquí el tiempo de la hipotermia de Cloud avanza igualmente que en los demás sitios del Gran Glaciar, por lo que el tiempo cuenta, pero no temas si te caes muchas veces al agua por que eso no acelera el proceso de la hipotermia y Cloud no sufrirá heridas ni perderá PG; lo único que pasará es que tendrás que volver a empezar desde el pricipio otra vez aunque estuvieras a punto de alcanzar la orilla.

Cuando llegues al otro lado verás un iglú, que es la llamada Cueva del Lago; entra en ella y podrás coger de una bolsa el Trozo Seguridad tal y como puedes ver en la imagen.
No es que sea un accesorio imprescindible para pasarse el juego, pero te puede ser útil; sobre todo si no tenías ninguno.
Ahora vamos a por otro secreto, en éste caso a por la interesante Materia “Corte Añadido”.
Si éstas en la cueva del lago da la vuelta, regresa por el minijuego de los bloques de hielo, y ve por el camino de la derecha hasta el final. Si estás en la entrada, simplemente ve por el camino de la derecha y no te desvíes. Al final del camino verás una cueva a la derecha y un camino hacia el norte; si te metes en la cueva de la derecha llegarás a un sitio desde el que, de manera rocambolesca, podrás salir del Gran Glaciar para ir al mapa del mundo de nuevo. Si no deseas salir del Gran Glaciar ignora ésta cueva.

Esta es la pantalla con la cueva a la derecha de la imagen; para obtener los secretos escondidos debes seguir por el norte.
Si prefieres explorar la cueva te encontrarás con esto; elige la primera opción para salir del Gran Glaciar.

Una vez llegues a la pantalla con la cueva a la derecha ignora la cueva, para no perder tiempo, y dirígete hacia arriba a la derecha. Llegarás a unas repetitivas pantallas donde sólo podrás seguir adelante o dar la vuelta; no te dejes engañar por la cámara del juego y continúa por el único camino posible.

Al final llegarás a una encrucijada de caminos como el de la imagen; si vas por el camino de arriba a la izquierda llegarás a las Aguas Termales, si vas por el de la izquierda llegaras al gran árbol y si vas hacia arriba a la derecha llegarás a donde se encuentra la Materia “Corte Añadido”.
Toma el camino de arriba a la derecha; una vez en la siguiente área, avanza hasta que la pantalla se repita y busca en la parte de la derecha de la pantalla la Materia “Corte Añadido”.
La Materia no se ve a simple vista por lo que tendrás que aporrear el botón “Seleccionar” por esa zona hasta que la consigas; pero sabiendo que está por la parte de la derecha, más o menos por la zona central, no te costará demasiado hacerte con ella.

Esta Materia te permite, enlazándola con una Materia mágica o de invocación, realizar un ataque físico extra después de lanzar el hechizo enlazado, lo cual puede serte útil. Pero tampoco es que sea una Materia indispensable para pasarse el juego, ni es ninguna maravilla, así que no te comas la cabeza con ella.

Si tuvieras alguna duda de donde se encuentra la Materia fíjate en ésta imagen y la encontrarás sin problemas; aporrea el bot ón “Seleccionar” por esa zona, cuando la pantalla se repita, y la encontrarás.
Ahora sólo te quedaría obtener la Materia de invocación que está oculta en el Gran Glaciar.
Esta Materia es un poco difícil de conseguir ya que la forma de llegar a ella no es fácil de adivinar ni se vislumbra a simple vista; así que mejor sigue los consejos que te doy a continuación y seguro que lo conseguirás.
Una vez más te recuerdo que no es necesario hacerlo todo del tirón; más que nada por que, si no eres rapidísimo, lo normal es que Cloud se desvanezca víctima de la hipotermia antes de terminar todas las tareas, por lo que despertarás en la cabaña del Sr. Holzoff. No te preocupes por esto y, simplemente, regresa de nuevo al Gran Glaciar por el camino del sur según sales de la cabaña del Sr. Holzoff tal y como te explique al principio del texto; recuerda utilizar las señales con el botón “Seleccionar” y no te desvíes lo más mínimo del sur para poder llegar a la “V” roja y saber cómo guiarte entonces.
Si te desvías mucho puedes acabar en la cabaña de Holzoff de nuevo, dando la vuelta, o en la pantalla izquierda o derecha de la “V” roja del mapa.
Si te desvías demasiado a la izquierda acabarás en la zona congelada del oeste del mapa y deberás ir hacia el este para poder continuar consiguiendo secretos, ya que en la zona oeste del mapa no encontrarás nada de utilidad; si te desvías demasiado a la derecha acabarás en una zona montañosa que, en teoría, no concuerda con el mapa. Bien expliquemos esto por que está relacionado con el secreto de la Materia de Invocación.
Si te encuentras en la zona donde conseguiste la Materia “Corte Añadido”, deberás regresar hacia atrás para volver a la encrucijada de caminos mostrada anteriormente; si estás en el principio del Gran Glaciar toma el camino de la derecha y, cuando llegues a la pantalla con la cueva a la derecha, toma el camino de arriba a la derecha hasta que llegues a la encrucijada. Si estás en la cabaña de Holzoff sal de la cabaña y ve hacia el sur, utiliza las señales en la tormenta de nieve para no desviarte y sigue hacia el sur; cuando la pantalla cambie estarás, de nuevo, en el Gran Glaciar y deberás tomar el camino de la derecha hasta el final y así llegar a la encrucijada de montaña.

Una vez en la encrucijada de montaña, para poder saber en todo momento donde estamos, toma el camino de arriba a la izquierda y llegarás a la pantalla que muestra la imagen.
En esta pantalla dirígete a la zona que muestra la imagen y pulsa el botón “Seleccionar” para que Cloud toque las aguas termales; esto es necesario para que puedas conseguir la Materia de invocación así que no lo olvides y hazlo antes de que se te olvide.
Ahora que ya has tocado las aguas termales continúa por el camino del noroeste para llegar, de nuevo, a la tormenta de nieve del norte del mapa; ahora tienes que hacer una cosilla así que estate atento.
Si continúas hacia el norte llegarás a la cabaña de Holzoff pero ese no es tu objetivo ahora; lo que tienes que hacer es dirigirte hacia el noreste, es decir, arriba hacia la derecha. Intenta no desviarte demasiado utilizando las señales que colocarás pulsando el botón “Seleccionar”; no vayas demasiado a la derecha pero tampoco demasiado hacia arriba, intenta que sea sólo hacia el noreste.
Si lo haces bien llegarás a una pantalla donde sólo podrás ir hacia la derecha; continúa por ese camino y acabarás llegando a otra pantalla donde verás una cueva hacia la derecha. Esa cueva es tu objetivo así que entra en ella. Cabe destacar que ésta es la única manera de llegar así que estate atento y no te equivoques de camino.
Cuando entres en la cueva te encontrarás con un personaje vestido de azul; no parecerá hacerte mucho caso si no tocaste las aguas termales, pero si las tocaste te increpará por querer tocarle con las mismas manos con las que tocaste las aguas termales y se enfrentará a ti.
No te alteres ni te preocupes por que éste enemigo es exactamente el mismo que la mujer nieve que, casi seguro, que ya has enfrentado en alguna ocasión durante tu travesía en el Gran Glaciar. Además, encima, estará sola por lo que la batalla será, todavía, más fácil; atácala con todo lo que tengas y vencerás fácilmente.
Puede parecerte que la recompensa y la dificultad por encontrar a éste enemigo son típicos de un jefe de nivel, pero no será así; es un enemigo muy sencillo y con magias de Fuego y ataques físicos la derrotarás sin problemas.

Esta es la mujer que encontrarás dentro de la misteriosa cueva; si tocaste las aguas termales se enfrentará a ti. Derrota a la mujer de nieve y obtendrás la Materia de invocación “Alejandro”; es una Materia muy poderosa.
Una vez derrotada la mujer de nieve soltará la Materia “Alejandro”, con la que puedes invocar a un poderoso monstruo invocado que resulta demoledor.

Y después de esto ya puedes olvidarte para siempre del Gran Glaciar; no queda nada más de interés aquí ni tienes por qué regresar. Si, por cualquier motivo, no pudieras hacerte con todos los secretos y quisieras dejarlo para después, puedes regresar aquí más tarde si dispones de un chocobo negro o de oro con el que atravesar las montañas de Iciclos y llegar hasta la misma entrada del Glaciar.
Y esto es todo lo que necesitas saber sobre el Gran Glaciar, si quieres puedes explorar el resto del territorio que no has visto todavía pero no hay nada más que necesites; espero que éste texto te sea de ayuda para que puedas obtener todo lo que esconde el Gran Glaciar. Aunque todavía quedan muchos secretos en Final Fantasy® VII así que dale duro y no desistas; ya verás como sacas el 100% del juego sin problemas.
Suerte ;).